Familia del Clarinete

La Familia del Clarinete Consta de:

     -Requinto
     -Clarinete Alto
     -Clarinete Bajo
     -Clarinete Soprano
     -Clarinete de Basset
     -Clarinete Contralto
     -Clarinete Contrabajo





Vamos a explicar un poco sobre estos Instrumentos.


  Requinto:
Es el más pequeño de la gama de los clarinetes. Es un instrumento muy agudo que se usa en bandas de música, agrupaciones de clarinetes y de forma menos común, en orquestas. No tiene un repertorio tan amplio como los clarinetes sopranos en La o Sib.
Básicamente es un instrumento diseñado para tocar pasajes agudos, la cual cosa provoca que en el registro chalumeau se concentren la mayor parte de dificultades.
Para un instrumentista que dobla (o sea, toca el clarinete soprano y el requinto) precisa de una pequeña adaptación pues el requinto es más pequeño y los dedos tienen que estar mucho más juntos.
La afinación más común (y de hecho la única que se fabrica en serie) es en Mib. Hay requintos en La (llamados piccolos) y en re.




  Clarinete Alto:
En países anglosajones también se llama Clarinete Tenor. Creado en el siglo XIX y afinado en Mib, más largo que un clarinete de basset con un tudel y una campana en curva metálicos que le dan una forma ligeramente parecida a un saxo.

Debido a su afinación y a su sonido, especialmente en el registro alto y sobreagudo, se puede usar como sustituto de los saxofones altos en pequeñas agrupaciones de cámara.
Éste clarinete está siendo últimamente abandonado pues en la mayoría de orquestaciones contemporáneas para banda de viento se suele omitir ya que su función la cubren el clarinete bajo y el saxo alto, quedando como instrumento que sólo dobla melodías.




  Clarinete Bajo:
Con la misma forma que un clarinete alto pero mucho más grande, el clarinete bajo tiene un gran uso en agrupaciones de clarinetes, orquestas, bandas de música y tiene, en comparación con los otros clarinetes (excepto el soprano) mucho repertorio, aunque muchos clarinetistas bajos usan también obras escritas para fagot para completar este repertorio.
La afinación más común de este instrumento es en Sib, aunque hay clarinetes bajos en La y Do. Dentro del clarinete bajo (lo mismo para contraltos y contrabajos) encontramos dos modelos: los que bajan hasta el Mib y los que pueden, como los clarinetes de bassett, bajar hasta el do. Los clarinetes bajos también tienen un uso destacable fuera de la música clásica, como en el jazz y en la música ligera (como When I'm Sixty-four de los Beatles).




  Clarinete Soprano:
Es el más común. De hecho, cuando hablamos de clarinete, la imagen que asociamos es la del clarinete soprano, al cual nos referimos simplemente como clarinete. En los demás tipos especificamos si es un requinto, un alto, etc. Las afinaciones más comunes para el clarinete soprano son Sib (el más usado) y La. Los clarinetes en La se utilizan de manera casi exclusiva, en música de orquesta (de los siglos XVIII y XIX principalmente). En cuanto a los músicos profesionales es aconsejable que tengan el par de sopranos (uno en sib y otro en la) para poder interpretar todo el repertorio disponible para este instrumento. Si pensamos en los grandes conciertos para clarinete y orquesta veremos que solo usamos estas dos afinaciones. 




  Clarinete de Basset:
Los clarinetes de basset son clarinetes evolucionados  a imagen y semejanza del corno di basetto. Se diferencian de los clarinetes convencionales porque pueden llegar hasta la nota Do en su registro más grave (a diferencia de sopranos, requintos, etc. convencionales que llegan hasta el Mi o Mib).
La afinación más común de los clarinetes de basset es en La, aunque también se pueden encontrar en Sib y en Do.
Es importante no confundirlos con los cornos di bassetto, que están afinados en FA. El corno di bassetto evolucionó de manera diferente, aunque el clarinete de basset se le parezca no son el mismo instrumento. 



   Clarinete Contralto:
Más grande (y con una afinación más grave) que el clarinete bajo, es un instrumento afinado en Mib muy parecido al clarinete contrabajo.
Su uso es el mismo que el del clarinete contrabajo.




  Clarinete Contrabajo:
Un poco más grande que el contralto, es el clarinete más grande y grave de la familia producido de manera regular. A diferencia de los contraltos, los contrabajos cuestan un poco más de encontrar. Los principales fabricantes (Selmer y Buffet) tienen modelos de este instrumento a precios prohibitivos (sobre 30.000 Euros).
Afinado en Sib (y de forma excepcional en Do) es un clarinete de "pedal", igual que el clarinete contralto. Esto quiere decir que se suele usar para doblar a las tubas, barítonos, contrabajos o para hacer el bajo de cualquier línea melódica en bandas, agrupaciones de viento o de clarinetes, etc.
Debido a su tamaño, precio, a que es un instrumento poco ágil en el registro agudo y que es difícil encontrar repertorio y accesorios (cañas, embocaduras, abrazaderas) para clarinete contrabajo o contralto con facilidad, son instrumentos que se usan cada vez menos.
Igual que el Contralto o el soprano, también se fabrican en metal, igual que madera.